MACRO Y MICRONUTRIENTES

 

Macronutrientes

La proteína es el macronutriente más importante a tener en cuenta en los pacientes intervenidos de una cirugía para la disminución de la obesidad.

Los suplementos proteicos (aislado de proteína de soja) postoperatorios son necesarios en todos los pacientes sometidos a una cirugía bariátrica. Son precisos para compensar la posible pérdida de masa muscular del primer mes tras la intervención.

Posteriormente, es necesario aumentar en gran cantidad los alimentos que aporten grandes cantidades de proteínas vegetales (legumbres, semillas, frutos secos, levadura nutricional, tempeh…) y proteínas animales que nos permite este tipo de dieta (lácteos y huevos) para poder alcanzar los requerimientos nutricionales necesarios.

Micronutrientes

El calcio y la vitamina D suelen estar disminuidos en pacientes tras una operación de obesidad, por lo que es necesario un aumento considerado de los productos lácteos, junto con una buena exposición solar.

Mejoraremos la absorción de la vitamina D haciendo pequeñas exposiciones en pequeños momentos del día, intermitentemente (unos 10- 15 min aproximadamente) y sin protección solar.

Existen también otras fuentes de calcio vegetales que pueden facilitar al aumento del aporte mineral, aunque no sean tan biodisponibles como ocurre con los lácteos. Tendríamos como ejemplos las semillas de sésamo (mejor tostadas y trituradas), los frutos secos (especialmente las almendras), las verduras de hoja verde y las algas, entre otros.

El hierro es otro de los minerales que suele verse comprometido en este tipo de pacientes. Por ello es muy importante el control rutinario mediante analítica, para evitar la depleción mineral y la posible evolución a anemia.

La principal fuente de hierro proviene de la carne roja. Puesto que los ovolactovegetarianos no consumen carne tendrán que aportar este mineral de otro tipo de alimentos.  El huevo debe ser el principal aliado tanto en el aporte proteico como en la absorción de hierro. Además, las lentejas, espinacas, avena y frutos secos, son alimentos vegetales que contienen grandes cantidades de hierro, pero su absorción en nuestro organismo es inferior a el hierro que se encuentra en los alimentos animales como la carne o el pescado.

Favorece la absorción del hierro presente en alimentos de origen vegetal:

  • Es perfecto el acompañamiento de alimentos ricos en hierro con alimentos ricos en vitamina c (naranjas, limones, kiwis, fresas, pimiento rojo…).
  • Las legumbres y cereales integrales pueden contener gran cantidad de fitatos que desfavoreces la absorción de hierro. La técnica del remojo es perfecta para reducir la actividad del ácido fítico y facilitan la absorción.

Imprimir   Correo electrónico