Los beneficios de caminar 30 minutos por día

Los beneficios de caminar 30 minutos por día

Una actividad tan sencilla como caminar puede mejorar muchos aspectos de nuestra vida, desde ayudarnos a perder peso hasta impedir que suframos trastornos depresivos

Muchas personas no saben que caminar es uno de los mejores ejercicios que podemos hacer a diario, ya que esta simple rutina puede tener muchos beneficios para la salud. Un estudio reveló que el 40% de los adultos no caminan nada y esta cifra va en aumento a medida que pasa el tiempo, ya que el desarrollo de la tecnología ha hecho labores más fáciles pero menos saludables.

Caminar es una de las mejores formas de comenzar una rutina de ejercicios, ya que ayuda a ejercitar los músculos y a quemar calorías. Pero sus beneficios se concentran cuando nos dedicamos exclusivamente a caminar y aumentando poco a poco el ritmo. No es suficiente deambular por ahí como de costumbre ya que los efectos de la caminata se reducen; por eso si quieres aprovechar sus beneficios, lo mejor es dedicarle al menos 30 minutos diarios todos los días, sin distracciones y consiguiendo cada vez un mejor ritmo. 

¿Quieres conocer los mejores beneficios de caminar a diario?

Fortalece el corazón y previene enfermedades 

Caminar al menos 30 minutos diarios reduce el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta en un 27%. Esta práctica es ideal para controlar la presión alta, favorece el sistema circulatorio, reduce el colesterol malo (LDL) y ayuda aumentar el colesterol bueno (HDL). Al aumentar el ritmo cardiaco, esta práctica favorece notablemente la salud del corazón.

Reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades
Diferentes estudios sugieren que aquellas personas que caminan al menos 30 minutos diarios, tienden a sufrir menos de diabetes tipo II, asma y algunos tipos de cáncer. Aquellas personas que tienen una rutina diaria de actividad física, están menos propensas a desarrollar cáncer de colon, mama y útero.

Ayuda a equilibrar el peso

Caminar todos los días a un buen ritmo, ayuda a acelerar el metabolismo y gracias a esto favorece al organismo con la quema de grasas. Entre más ritmo se tenga durante la caminata, más calorías se pueden llegar a quemar. Caminar es uno de los mejores ejercicios para mantener el peso equilibrado, ya que aumenta la masa y el tono muscular.

Previene la osteoporosis

Al caminar diariamente, estamos estimulando y fortaleciendo los huesos, aumentando la densidad ósea. Esta práctica saludable es recomendada sobre todo para las mujeres, ya que además mantiene la salud de las articulaciones, ayudando a prevenir problemas como la artritis.

Ayuda a tonificar piernas, glúteos y abdomen

Caminar 30 minutos diarios con una buena postura del cuerpo, ayuda a fortalecer las piernas, las tonifica y las ayuda a reafirmar. Así mismo también ayuda a tonificar los glúteos y los levanta naturalmente. Esta práctica ayuda a quemar grasa abdominal y con esto también favorece la tonificación de esta área del cuerpo.

Previene la demencia

Estudios han revelado que 1 de cada 14 personas mayor de 65 años y 1 de cada 6 mayores de 80, tienden a sufrir de demencia. Caminar a buen ritmo durante 30 minutos diarios, puede evitar la contracción del cerebro y así preservar la memoria a medida que pasan los años. La actividad física estimula y protege el cerebro, reduciendo el riesgo de demencia hasta en un 40%.

Aumenta los niveles de energía

Cuando caminamos, nuestro organismo se activa, aumenta la circulación y el suministro de oxígeno a cada célula del cuerpo. Gracias a esto, este hábito saludable nos ayuda a mantener más activos, combate los bajones de energía después del almuerzo y nos mantiene despiertos.

Combate la depresión

Estudios han revelado que caminar es una buena terapia para combatir la depresión y todos sus síntomas. Caminar 30 minutos diarios es ideal para salir de una crisis depresiva y también para prevenir caer en este problema.

Evita la obesidad y la aparición de celulitis

Al activar el metabolismo, caminar 30 minutos diarios favorece la eliminación de toxinas y grasa que el cuerpo no necesita, evitando así la obesidad. Además de favorecer la quema de grasa, ayuda contra la retención de líquidos, activa la circulación y con esto ayuda a prevenir la celulitis.

Mejora la actividad sexual

Como todos sabemos, el ejercicio y el sexo van muy de la mano. Una reciente investigación hecha entre mujeres de 45 a 55 años, reveló que caminar a diario incrementa tanto el deseo sexual como la satisfacción.

Tipos de cirugías

Tipos de cirugías

1. ¿QUE ES EL BY PASS GASTRICO EN Y DE ROUX?

Es el procedimiento quirúrgico de reducción de peso que se realiza con mayor frecuencia, tanto en Argentina como en el resto del mundo. Se obtienen los mejores resultados en relación a la pérdida de peso y curación de las enfermedades asociadas con la obesidad.
Esta cirugía se realiza por vía laparoscópica y consta de dos partes:
Por un lado, se divide al estómago en dos reservorios: una mayor y otro menor. 
El reservorio mayor queda totalmente cerrado y excluido de los alimentos que se ingieren (pero no se extrae, queda dentro de la cavidad abdominal). 
El reservorio menor, es el “nuevo estómago” (pouch) que va a recibir los alimentos, pero la cantidad que recibe es mucho menor a la habitual (restricción).
Luego, ese “nuevo estómago” (pouch) se une al intestino delgado salteando una porción del mismo. Esto determina que el alimento ingerido recorra menos intestino, lo que lleva a una menor absorción de alimentos (malabsorción).
En esta cirugía quedan hechas dos uniones quirúrgicas (ó suturas ó anastomosis):

Entre el “nuevo estómago” (pouch) y el intestino: gastro-enteroanastomosis.
Entre dos porciones del intestino: entero-enteroanastomosis.
La indicación de un procedimiento determinado se define luego de la evaluación integral del paciente por todo el equipo multidisciplinario.

2. ¿QUE ES LA MANGA GASTRICA O SLEEVE?

Esta técnica quirúrgica se realiza por vía laparoscópica. Se divide al estómago en dos porciones. Una gran porción, que corresponde aproximadamente al 70 %, que se extrae de la cavidad abdominal. La otra porción que queda (con forma de manga, por eso el nombre de la cirugía), es muy pequeña y lleva a una disminución en la ingesta (restricción).
La indicación de un procedimiento determinado se define luego de la evaluación integral del paciente por todo el equipo multidisciplinario.

3. ¿QUE ES LA BANDA GASTRICA AJUSTABLE?

Este procedimiento se realiza por vía laparoscópica. Se coloca un anillo de silicona que rodea la parte superior del estómago, dividiéndolo en dos porciones: una superior pequeña (pouch) y otra inferior, de mayor tamaño. 
Este anillo es inflable y está conectado a un dispositivo que queda ubicado por debajo de la piel. A través de este dispositivo, se inyecta solución fisiológica (procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia local), que permite inflar la banda (lo que llamamos “ajuste”). 
A medida que se infla la banda: disminuye la apertura que comunica la pequeña porción superior del estómago (pouch) con la inferior, la cantidad de alimento que se ingiere es menor (restricción), el tiempo de permanencia del alimento en el “estómago superior” es mayor, produciéndose saciedad temprana y duradera. 
Todo esto lleva al descenso de peso. Los “ajustes” se realizan cuando el paciente no presenta saciedad o no se obtiene el descenso de peso esperado. 
Se realizan dentro del mes postquirúrgico, y luego dentro de los dos años siguientes a la cirugía. Los requerimientos de ajustes dependen de la evolución de cada paciente en particular.
La indicación de un procedimiento determinado se define luego de la evaluación integral del paciente por todo el equipo multidisciplinario.

4. ¿QUE ES LA DERIVACION BILIO PANCREATICA?

La derivación bilio pancreática (ó By Pass Intestinal) es un procedimiento que se realiza por vía laparoscópica. Se realiza con muy poco frecuencia. Por un lado se extrae una porción del estómago (se genera una cierta restricción, mucho menor comparada con otras cirugías, por esto se la considera casi exclusivamente malabsortiva). 
La porción del estómago que queda, se une a la porción final del intestino delgado (aproximadamente 50 cm.). 
Al saltear un gran trayecto del intestino delgado, los alimentos solo recorren los 50 cm. finales. Esto lleva a una marcada disminución en la absorción de nutirientes (malabsorción) y consecuente descenso de peso.
La indicación de un procedimiento determinado se define luego de la evaluación integral del paciente por todo el equipo multidisciplinario.

5. ¿QUE ES EL BALON INTRAGASTRICO?

La colocación del balón intragástrico no es un procedimiento quirúrgico, se realiza por vía endoscópica. El balón de silicona se ubica dentro del estómago. 
Al ocupar espacio, determina que la ingesta de alimentos sea menor (restricción), la saciedad es temprana y por ende, se produce el descenso de peso. El balón se deja a nivel gástrico por un período aproximado de 6 meses. Se retira también por vía endoscópica.
La indicación de un procedimiento determinado se define luego de la evaluación integral del paciente por todo el equipo multidisciplinario.

Si desea obtener un diagnóstico adecuado, solicite una consulta.

El exceso de grasa como factor de riesgo

El exceso de grasa como factor de riesgo

El exceso de grasa se asocia con el aumento de las alteraciones cardiometabólicas, morbilidad y mortalidad, por lo que estimar su prevalencia permitiría enfrentar la pandemia de la obesidad y prevenir las formas más tempranas de la enfermedad crónica.

Factores subclínicos de riesgo
El exceso de grasa es un factor subclínico de riesgo. Como sucede en las personas con peso normal, la circunferencia de la cintura, por sí sola, se asocia con síndrome metabólico, al igual que la prediabetes y la prehipertensión.

Los estudios nuevos deben buscar la relación entre estos factores tempranos de riesgo y los propios de la intolerancia a la glucosa y la resistencia a insulina, y su impacto cardiometabólico, así como evaluar las poblaciones pediátricas con exceso de grasa para disminuir la pandemia de la obesidad y la cronicidad en adultos.

Factores clínicos de riesgo
Las alteraciones observadas en poblaciones con peso normal y exceso de grasa aumentaron; a su vez, los trastornos se incrementan en personas con antecedente de bajo peso al nacer. También se informaron desórdenes asociados, como neuroinflamación con depresión y reducción de las funciones cognitivas y empeoramiento de la calidad de vida.

La combinación de cáncer y prediabetes, diabetes, síndrome metabólico e inflamación crónica constituye otro riesgo cardiometabólico. 
Recientemente, se observó que el mantenimiento de los niveles normales de grasa corporal podría prevenir muchos cánceres y se propuso que la relación entre los niveles más altos de grasa corporal y el cáncer parece fortuita. Asimismo, las tasas de supervivencia en pacientes con cáncer serían menores, pues el exceso de grasa corporal está asociado con tratamientos menos eficaces.

Obesidad
En algunos países desarrollados, las tasas de obesidad parecen estar estabilizándose y tender al crecimiento. La adiposidad central es más riesgosa para la salud que la grasa subcutánea en otras partes del cuerpo y su incidencia se encuentra en aumento.

Personas obesas, metabólicamente saludables
La clasificación de individuos obesos, metabólicamente saludables (MHO [metabolically healthy obese]), abarca a aquellos que, a pesar de tener un IMC > 30, en apariencia son relativamente sensibles a la insulina y carecen de algunas o la mayoría de las anomalías metabólicas características de la obesidad. No obstante, podrían presentar menos u otros factores cardiometabólicos de riesgo, propios de la enfermedad.

El exceso de grasa es uno de los factores más importantes para la DBT2 y la enfermedad cardiovascular asociada con la adiposidad. Los individuos MHO, obesos aparentemente saludables, presentarían alteraciones metabólicas.

Según diversos estudios, aumentaría el riesgo de mortalidad por la posibilidad de eventos cardiovasculares a largo plazo (> 10 años), además de probable enfermedad subclínica, por lo que serán necesarios nuevos estudios o seguimientos más prolongados para referirse a estos sujetos como sanos. Así, se considera que los individuos MHO también presentan grasa en exceso.

Exceso de grasa abdominal
Las tasas crecientes de individuos con exceso de grasa en gran medida se deben a la incidencia elevada de obesidad abdominal en adultos y niños. La obesidad visceral, la adiposidad visceral, la obesidad androide y la obesidad central son otros términos utilizados para describir esta condición. La grasa abdominal se divide en tejido adiposo visceral y subcutáneo: el primero se asocia con un perfil más grave de factores de riesgo que el segundo.

Pese a que la adiposidad total está asociada con el riesgo cardiometabólico, el tejido adiposo visceral posee mayor correlación con el riesgo que el IMC, la circunferencia de la cintura o la grasa subcutánea abdominal, y está más relacionado con la resistencia a insulina, la dislipidemia y la aterosclerosis que la obesidad periférica.

Es probable que los niños de entre 5 y 14 años ya hayan presentado exceso de grasa al ingresar al nivel inicial de educación. El uso de la circunferencia de la cintura y el WHtR por lo general implica puntos de corte relativamente altos y no suele advertir las condiciones tempranas de exceso de grasa.

Asimismo, en muchos estudios efectuados en adultos, por lo general el BFP utiliza puntos de corte elevados (30 para los hombres y 35 para las mujeres), lo que fomenta el riesgo de subestimar el número de individuos con exceso de grasa.

Una de las fortalezas de este estudio fue que creó conciencia acerca de la pandemia de la obesidad, a la vez que insistió en el crecimiento permanente de las poblaciones con exceso de grasa en los países desarrollados. Además, enfatizó en el crecimiento continuo pese a la aparente nivelación del sobrepeso y la obesidad.

La preocupación reside en que el mayor aumento en el exceso de grasa se debe tanto al incremento en la prevalencia de grasa abdominal como al tamaño promedio de la circunferencia de la cintura, dado que el exceso de grasa abdominal es la forma más grave de esta pandemia.

Mostrar estos factores permitirá establecer acciones para disminuirlos. Según los autores, los profesionales clínicos deben implementar estrategias adecuadas para modificar el estilo de vida y disminuir el exceso de grasa corporal en sus pacientes.

En el futuro debe realizarse un análisis exhaustivo que incluya la medición precisa y consistente del BFP, para establecer un consenso general de puntos de corte y factores vinculados con la distribución de grasa y la relación con los factores de riesgo, basado en estudios epidemiológicos con seguimiento a largo plazo e información acerca de las comorbilidades y la mortalidad relacionadas con el exceso de grasa.

Conclusión
La estimación del exceso de grasa en los 30 países más desarrollados es considerablemente mayor que la prevalencia mundial de adultos y niños con sobrepeso y obesidad y enfatiza en la gravedad de esta pandemia.

Independientemente de los valores del IMC, se detectó el exceso de la grasa corporal y un grado importante de desregulación cardiometabólica, que conduce a procesos crónicos, reducción de la calidad de vida y, finalmente, mayor morbilidad y mortalidad, con una carga económica cada vez mayor.

Es esencial identificar a los individuos que presentan exceso de grasa, para establecer tratamientos eficaces y estrategias de prevención.