Reganancia de Peso después de la cirugía de obesidad


Las técnicas que incorporan un componente de malabsorción como el bypass gástrico reducen entre 48 y 85% del exceso de peso. La manga gástrica, inicialmente propuesta para su-perobesidad, reporta reducción entre 33 y 66% del exceso de peso. Con todas las técnicas, la reducción del peso ocurre durante los 12 a 18 meses que siguen a la cirugía, aun en pacientes con Obesidad Mórbida. La principal causa de la pérdida de peso es la obvia disminución de la ingesta calórica, debido a la restricción alimentaria impuesta por la cirugía.

Además de la técnica quirúrgica, en el análisis de la reducción de peso, se ha considerado aspectos conductuales. Se calcula que el promedio de baja de peso mensual, se debe a la frecuencia de consumo de alimentos y la proporción de los diferentes macronutrientes que los pacientes incluyen en su dieta después de la cirugía.

Ahora en la reganancia de peso de éstos pacientes influyen varios factores. El aumento de peso posterior a la cirugía Bariatrica es reconocido en todas las series con seguimiento mayor a 2 años.
Se ha reportado desde 20 a 87% de pacientes con reganancia de peso en diversas series. El aumento de peso ocurre más frecuentemente entre 3 y 6 años después de la cirugía. La reganancia de un 25% del peso perdido previamente por efecto de la cirugía Bariatrica ha sido considerada por algunos autores como un criterio suficiente para realizar cirugía revisional. En otros estudios se ha considerado que la reganancia de peso ha favorecido la reaparición de comorbilidades como la Diabetes.
Diversos factores que influyen en el aumento de peso posterior a una cirugía exitosa. Después de la reducción de peso provocada por la cirugía, se produce una baja en el metabolismo basal, lo que contribuye a la reganancia de peso en el largo plazo. El sedentarismo en pacientes con antecedente de BPG, es una variable predictora de reganancia de peso. La disminución en la tasa metabólica puede ser contrarrestada con ejercicio físico, resaltando la importancia de incorporar actividad física para evitar la reganancia de peso.

Los aspectos de la conducta del paciente son los factores más relacionados con la reganancia de peso después de cualquier tipo de tratamiento para la obesidad. Todas las técnicas de cirugía Bariatrica permiten reducir exitosamente el exceso de peso, aun en los casos de obesidad más severa. Sin embargo, ninguna operación asegura la mantención del peso reducido.

En la reganancia de peso participan cambios adaptativos como el aumento en la capacidad del estómago remanente, aumento del diámetro de las anastomosis y la adaptación intestinal. Todos son factores anatómico-funcionales que facilitan y potencian el aumento de la ingestión de alimentos. El factor más relevante en el aumento de peso después de la cirugía Bariatrica, es la pérdida del control de la alimentación retornando a una conducta alimentaria inapropiada cuyas características más frecuentes son: El desorden en los horarios de comida con incorporación frecuente de snack, la ingestión de alimentos por ansiedad o en relación a estímulos emocionales y la frecuente elección de alimentos con alta carga glicémica.

Los trastornos ansiosos motivados por eventos de estrés, la depresión o el alcoholismo, son una causa frecuente de pérdida del control y del autocuidado que experimentan los pacientes que reganan peso. Además del alejamiento de los controles periódicos necesarios con los profesionales encargados del cuidado del paciente con cirugía Bariatrica.