Piensa más y comerás menos

Piensa más y comerás menos

En algún momento todos comemos sin pensar. O estamos distraídos por comer mientras hacemos otra cosa, o comemos porque estamos aburridos, o se nos antoja algo simplemente por estar allí… Y, sin darnos cuenta, subimos varios kilos que cuestan mucho bajar.

Hay una mejor opción: comer conscientemente. Pensar en las cantidades al servirnos. Pensar en cada bocado, disfrutarlo y masticarlo bien. Evitar comer frente a la computadora o la televisión. Llevar un diario de comidas.

Al estar consciente de lo que comes, comerás menos y disfrutarás más. Y, con un poco de constancia, ¡adiós a los kilos demás!